Inicio / Colaboraciones / Sobre la legitimidad de los hijos de Dios.

Sobre la legitimidad de los hijos de Dios.

El natural encono al hijo diferente.

Lisístrata en el exilio.

Non fecit taliter omni nationi” hace tiempo es una marca registrada que produce dividendos al Episcopado. Un negocio en manos del poder eclesiástico que se permite explotar el milagro guadalupano a placer, quizá por el apego material que tiene a la buena vida, la buena mesa, los buenos vinos, las amistades de alcurnia y sin duda, no menos importante, los buenos tintes para el cabello.

 

No es una novedad para nadie que Norberto Rivera Carrera tiene las horas contadas al frente de la mitra mexicana, y que esto le ha hecho apretar el acelerador y dejar algunos ajustes antes de irse. Algo así como dejar preparado el terreno para el sucesor.

Ver peligrar los dividendos de un negocio tan lucrativo como Nuestra Señora de Guadalupe, Reina de México y Emperatriz de América que efectivamente no hizo algo tal por ninguna nación . En este afán de disponer a discreción del milagro guadalupano, quizá Monseñor ha perdido los estribos. No es novedad su opulento choque mitral a la mexicaine con la argentina humildad de su jefe: Rebelde que defiende una gran causa: La misericordia.

 

Quizá todo iría bien si en la cuenta regresiva del calendario de Monseñor no hubiéramos llegado al 17 de mayo, fecha en que el presidente del país firmó y envió al Congreso dos iniciativas, la primera para reformar la Constitución y otra para el Código Civil Federal, a fin de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo y su derecho a adoptar.

Basado esto en que todos gozamos los mismos derechos y garantías que otorga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos precisamente desde su artículo primero. Proyecto ahora congelado y abandonado por los propios miembros de su partido, pero sostenido en la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. No olvidemos que la iglesia se dijo traicionada por esta iniciativa, ¿Quizá por algún compromiso contraído desde la flamante campaña que puso a Enrique Peña Nieto en la Silla Presidencial?. Vemos acá el despecho, y la espada desenvainada preparada para atacar sin miramientos. Pero quizá esto no es la enseñanza de Cristo, fundador de la misma. Cristo arrojó a chicotazos a los mercaderes que usaban la casa de su padre como centro de comercio en un acto de justicia, ¿Recuerda?. Sin duda el negocio tiene siglos.

 

Por otro lado, se ha buscado polarizar al país a partir de una serie de infundados rumores que parten de la idea de que los heterosexuales son mejores padres que los homosexuales. Es el argumento estrella, planteado por los organizadores de esas marchas que verán su luz el próximo 10 de septiembre en distintas ciudades del país. Una muestra del poder de que el “Non fecit taliter omni nationi” se lleva a cabalidad. Nunca hizo nada a otra nación: dividirnos y humillar a través de la voz de la mitra episcopal los derechos ciudadanos, cuyas estrategias comunicativas son, tristemente fundamentadas en la más barata de ellas: El rumor basado en lo que siente la víscera.  Si, igualito que el candidato de derecha a la Presidencia del país vecino en el norte, el que llama a los mexicanos violadores, ladrones y portadores de enfermedades. ¿No le parece similar? Es el discurso que mejor representa el odio hacia cualquier sector en la estrategia del rumor.

 

Lo que la iglesia plantea como evidencia científica no tiene sustento alguno en estudio alguno de disciplina alguna. Solo rumores. Basta leer el semanario “Desde la fe” (que por cierto es ciega y bien representada en su forma ignorante) la gran disertación sobre la morfología y funcionalidad del ano  y el “orificio de la mujer”, perla que espléndidamente nos ha obsequiado la pluma de la mitra. Si la mitra efectivamente estuviera interesada en la ciencia, (Hay católicos que afirman que es regalo de Dios), quizá se hubiera molestado en abrir las páginas de algunos textos muy básicos de educación sexual para  entender y hablar de esta morfología con sus términos precisamente dados por el creador para evitar confusiones y eliminar los chismes de lavadero que parece ser son la especialidad de esta organización.

 

En el fondo, quizá nos encontramos con este lío de legitimidad de los hijos. Los hijos de Dios que pretenden desconocer a los otros que, como  si de hijos pródigos se tratara, intentan darle un nuevo aire a una institución de por sí desgastada y decadente invento también de la cultura y la religión: El matrimonio, en una suerte de versiones que no son nuevas para la iglesia. Ya desde principio del cristianismo se celebraban matrimonios homosexuales y es en plena Edad Media que en España se celebraba el primero, el 16 de abril de 1061, ellos: Pedro Díaz y Muño Vandilaz eran dos vecinos de la localidad ourensana de Rairiz de Veiga decidieron dar el paso y ser bendecidos y no se encuentra información respecto de alguna dura oposición. Era legítimo. La institución bendiciente parece carecer de memoria, o quizá no lo saben, porque eso parece muy, muy lejano a nuestras americanas tierras, pero no a su inherente historia.

 

Como dijimos, la legitimidad del derecho al matrimonio y la oposición al disfrute de este derecho, parecen mas un pleito de legitimidad de hijos de Dios, de aquel que se siente el asiento del derecho divino, (por ser príncipe de la iglesia, hombre hecho de polvo de estrellas) y la del otro que, siendo imagen y semejanza de Dios, busca ya no su anuencia, sino el derecho del estado que tiene por ser mexicano. Non fecit taliter omni nationi es pues, la marca registrada, pero también ha intentado ser la sepultura del acceso a los derechos de los mexicanos en este caso.

 

Aunque la iglesia se ha tratado de deslindar de estas marchas que se anuncian, es imposible no ver su mano en ellas, precisamente por esta tradición intromisoria y vengativa que representan los obispos mexicanos, aparentemente doctos en todo y oficiales de nada, informados por lo visto, por sus peores académicos y anquilosados por el poder, el buen vivir y el buen beber, borrachos de frivolidad, repartiendo desde los púlpitos información deplorable e invitando a esta nueva forma de enfrentamiento, incluso usando las redes sociales como nuevo medio de influencia.

 

Imposible sostener discursos en falacias: No se defiende a nadie en estas marchas de “Asociaciones interesadas en las familias naturales”, quizá porque no hemos sido capaces de reconocernos como peones en un gran juego de ajedrez que es la política y de la que, estas organizaciones representan la herida abierta de una iglesia que poco está con los fieles mas necesitados, pues el té con los poderosos le impide verlos, y, quizá como en la guerra cristera, el pueblo enzarzado en guerra con el pueblo, mientras las altas autoridades negociaban en privado los términos de este sangriento hecho.

Los nuevos cristeros son la carne de cañón, ninguno de los obispos marchará con ellos, y ninguno meterá las manos para detener a los provocadores, y  mucho menos para censurar frases tan ridículas como “Con mis hijos no te metas”, (Si, pero si hay que ponerlos en manos de los curas que han dado mas muestras de pederastia últimamente,  y claro, aunque también hay sabios hombres, verdaderos entregados a su vocación religiosa, sin duda.) “Dios creó a Adán y Eva, no a Adán y Esteban” esta última afectando de manera directa la dignidad de quienes, eligiendo una opción distinta a la biencogiente, son vistos como anormales e incapaces de prodigar los cuidados y el cariño que por consecuencia, merecen quienes así deciden o pueden formar una familia ¿Alguien ha pensado si estos homosexuales que desean formalizar el amor en matrimonio tuvieron padres heterosexuales?. ¿O es que Dios o el estado tienen hijos o ciudadanos de primera y de segunda? ¿El amor de Dios llega solo para unos si y otros a medias?.

No se han visto marchas convocadas desde los púlpitos contra sus propios miembros que han sido acusados de violación, pederastia o de formar familias “de sobrinos” o “de ahijados”. Sin duda, una vez mas, el mundo al revés nos ha alcanzado y quizá nos rebase. Hasta otra ocasión.

 

 

 

 

 

Te Puede Interesar

Ruby Ibarra canta por primera vez ante el público “Soy aquella” (VIDEO)

La quinceañera más famosa de México se ha convirtió en toda una cantante… Ruby Ibarra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *